Make your own free website on Tripod.com

RIQUELMISMO - ANTIRIQUELMISMO

Juan Román Riquelme fue uno de los jugadores que mas repercutió a fines de la década del 90. Ganador del mundial juvenil de Malasia y una de las figuras del torneo, Riquelme comenzaba a vislumbrar miradas de aprobación y daba una nueva esperanza a los hinchas argentinos.                                               Ya ídolo en Boca, tras consagrarse con varios títulos a nivel nacional e intercontinental, comenzaba a perfilarse como uno de los sucesores del profeta, Diego Maradona.                                                                                                                                                                                                       

En Boca, de la mano de Carlos Bianchi, supo calzarse la 10 como nadie. Muchos lo consideran más importante que "El Diego" en la historia del club gracias a la mayor cantidad de títulos obtenidos en los últimos años. Mientras que Maradona alcanzó a obtener solo uno, Riquelme tiene 8 bajo su haber.

Selección Mayor

Bajo la conducción de Daniel Passarella, el 16 de noviembre de 1996 Román debuta en la mayor perfilándose como una de las mayores promesas del fútbol argentino. En lo que respecta a las eliminatorias del Mundial de Francia 98, juega ese partido únicamente

Retorna a la selección en la Copa América de 1999, organizada por Paraguay. El equipo llegó a cuartos de final perdiendo contra Brasil por 2 a 1. El balance general no fue positivo para Riquelme ya que no tuvo un gran torneo y no pudo demostrar todo el brillo que mostraba jugando para Boca. Hasta ese momento Riquelme era querido por la gente xeneize y generaba simpatía a los demás hinchas.

Su vuelta no fue beneficiosa en un principio porque Marcelo Bielsa, luego de esa Copa América, no lo tuvo mas en cuenta. A pesar de tener a la prensa y a la gran mayoría de la gente en contra, el técnico decidió no llevarlo al mundial del 2002 en Corea-Japón.

Tras la salida de Marcelo Bielsa y el arribo de Néstor José Pekerman, técnico que lo conocía bien tras dirigirlo en los mundiales juveniles, Román vuelve a la selección convirtiéndose en uno de los estandartes de ese equipo y siendo figura en el partido Argentina- Brasil por las eliminatorias del mundial de Alemania 2006. Hasta ese momento la gente sentía respeto por Román y comenzaba a encariñarse cada vez más con él.                                                                  

En el mundial del 2006 todas las miradas apuntaban a Román como el conductor de un equipo plagado de estrellas entre las que se destacaban Carlos Tévez, Hernán Crespo, Javier Mascherano, Javier Saviola, Lionel Messi y Pablo Aimar.. Su producción fue pobre en todo el mundial, generando insatisfacción en todos los hinchas argentinos. El equipo de José logro llegar hasta los cuartos de final pero perdió por penales con el organizador, Alemania. Muchas de las criticas cayeron sobre Riquelme ya que se consideró que el debía ser el conductor del equipo. En el ultimo partido prácticamente no tocó la pelota.                                                                                                                                                                                                                         

Después de este amargo trago, la ida de José Pekerman y la asunción de Alfio Basile daban a pensar una oportunidad de revancha para Riquelme. El primer partido de Basile fue en un amistoso ante Brasil fue el 2 de Septiembre del año pasado. El equipo fue liderado por el mismo Riquelme que además lo tuvo como capitán del equipo. El resultado fue 3-0 en contra  con un partido más que olvidable para  el numero 10. Las criticas, tanto de la gente como del propio periodismo, hacían tambalear la continuidad del conductor.                                                                                                                                       

El miércoles 13 de Septiembre Riquelme anuncia su retiro alegando que su madre tenia problemas de salud debido a las criticas que recibía su hijo. A continuación la nota publicada por Clarín:

Riquelme renunció a la Selección: "Antes que nada está mi familia"

Riquelme comenzaba a generar mas odios que amores en el hincha argentino.

Tras la conquista de una copa libertadores con Boca en junio del 2007 tras su retorno, la prensa empezó a presionar para que se lo convoque para la Copa América del mismo año a efectuarse en Venezuela.

 

Finalmente fue convocado y durante el campeonato, el equipo mantuvo un buen nivel, incluso el mismo Riquelme logró levantar el rendimiento siendo el goleador del equipo pero, desafortunadamente Argentina perdió en la final 3 a 0 con un Brasil sin figuras.

Juan Román Riquelme es un jugador que genera amores y odios como nunca antes visto. Como Perón o Fidel Castro, a Román se lo quiere fervientemente o se lo odia fervientemente, es un jugador en que el sentimiento no tiene términos medios.   

Riquelmistas Vs. Antiriquelmistas

Entre los admiradores, resalta el Blog de Gonzalo ferviente defensor y amante de Juan Román Riquelme. Su Blog se ha transformado en la congregación de todos los amantes de este jugador argentino.

 

Para interiorizarnos un poco más acerca de los fundamentos en los que Gonzalo basa su Pro-Riquelmismo, "Pelota Amarilla" decidió efectuarle algunas preguntas que detallaremos a continuación.

-¿Qué es el fútbol para vos?

 

-Lo que me acerco a conocer a Riquelme en una síntesis. Siempre fui futbolero, me gusta debatir de sistemas ,jugadores,etc. Pero no me atrae si no juega Román porque cuando el juega yo estoy en la cancha con el, se entiende bien. Con Román me emociono.

 

 

-¿Cuál es el estilo de Fútbol que más prefiere?

 

-Coincido con la forma de pensar que tienen los que dicen que la que corre mas rápido es la pelota. Riquelme es mi estilo y Mascherano , hace que un quite te haga ovacionar, un crack, mi favorito después de Juan Román en la selección Argentina.

 

-¿Quién es Juan Román Riquelme?

 

-La persona que  alegra mi vida, mi ídolo, un pibe de calle de potrero y de familia como los que no existen en el mundo. Ríquelme siempre me enseño algo valioso aplicable para la vida, es  sobreponerse siempre ,inactivo, criticado, excluido pero el sigue siendo él.

 

-¿Riquelme representa algún estilo particular en la filosofía del fútbol?

 

-Valdano decía que Román tiene la sabiduría del fútbol, nunca se dio la espalda así mismo y hoy demuestra cierta rebeldía sana de no traicionarse a través de los años, ¿aunque le va bastante bien no?

 

-¿Cuales son las mejores virtudes de este jugador?

 

-Riquelme tiene un mapa en la mente, esta tres segundos adelantado a los compañeros y rivales, tiene la mejor pegada del Planeta, es el mejor asistidor del planeta y hace mejor a los demás, también.  La aguanta como nadie... en joda digo que es como el alacrán por que se defiende con su cola (risas). Es un líder, un DT desde adentro, y  goleador claro. Una pisada excelente... todo lo digo analizando como reconozco sus defectos,  pero lo quiero como es, no lo cambio ni por Maradona en el 86.  Riquelme es un estilo hasta de vida misma.

 

-¿Cuales son los peores defectos de este jugador?

 

-Riquelme tiene defectos.  No soy subjetivo, lo conozco como nadie te lo aseguro. Durante un tiempo se le criticó por no terminar la jugada y hasta era putearlo por no ser egoísta.  Y así Forlán salio en la foto con la Bota de Oro,  e increíblemente se cotiza más. No puedo dejar de decir que su talón esta en el físico, Maradona dijo que le agregaría mas pique corto comparándolo con él,  pero Riquelme lo suple con su talento. Desequilibraría hasta  en una silla de ruedas, único, pero le diría que se  anime mas a la  gambeta personal y no al pase asistidor. Pero no que sea ególatra, los extremos son malos, ese es el problema de Messi es su mayor virtud y  gran defecto.

 

-¿Porqué crees que  es tan amado por unos y tan odiado por otros?

 

Por haber jugado en Boca,  aunque mas que nada por ser autentico y crear un estilo propio en esta época, donde se es mas de playstation y menos pensante. No hay punto medio lo tomas o lo dejas como dice Juan Pablo Varsky.

 

-¿El amor/odio hacia Riqueme está  relacionado con la rivalidad  entre River y Boca?

 

En gran parte... Riquelme los enmudece al ser ovacionado en el Monumental...la panquequera.

 

-¿Porqué dedicarle un Blog exclusivo a Juan Román Riquelme?

 

 -Para poder homenajear y retribuirle a Juan Román Riquelme, una pequeña porción de las tantas alegrías que me a dado y me sigue regalando dentro de un campo de fútbol.  Publicando un blog en su honor, (lo cual no me resulta nada fácil), pero desde mi punto de vista y mi forma de ver el fútbol no podía privarme de tener la gran satisfacción de escribir sobre una persona a la cual admiro profundamente de corazón. Aunque no lo entiendan, soy el mas Pro Riquelme que existe, pero no quiere decir que no sea critico cuando lo creo.

 

- ¿Creés que el periodismo deportivo es subjetivo?  ¿Por que?

 

-Si, es cada ves mas notorio su manejo.  Actúan como jefes de prensa de Messi, pero en las malas Riquelme solo es el culpable de las desgracias colectivas de la Argentina.

 

-¿Cual es tu periodista deportivo preferido?, ¿Por que?

 

-Varsky  Pagani  y Liberman,  son lo mas cercanos a mis gustos. Odio a Macaya Marquez, y a Mario Kempes no lo considero periodista.

 

- Si  fueras periodista deportivo, ¿En que medio trabajarías? ¿Por qué?
 

-De hoy... ninguno. No soporto el "Messi Marketing",y  si tuviera oportunidad los criticaría.  Esté donde este, mí opinión no cambiaría.

En el otro frente, se encuentra el Blog de Toni Blas, quien ha captado la atención de varios medios como Infobae o Minuto Uno.

 

 

En un post que publicó,  explica alguna de las razones de su Antiriquemlismo:

-¿Qué te Impulsó a crear el blog Tristelme 1.0? 

-Fue en el tiempo en que Riquelme no jugaba para ningún equipo profesional a pesar de pertenecer a la plantilla del Villarreal de España. Era insoportable leer todos los días en los suplementos deportivos sobre trascendidos y presuntos cuando ya estaban largadas las ligas europeas y los torneos argentinos. Incluso así, cuando Boca no ganaba o ganaba con dudas, en algunos deportivos se hablaba más del ausente que de los que habían jugado. Me pareció una total falta de respeto a los jugadores de Boca y una manera muy bizarra de publicitar noticias que no eran tales. Incluso esos mismos medios que ocupaban espacio y más espacio con el caso, lo llamaban “la novela de Riquelme”, novela que ellos mismos nombraban y renombraban. Así que, ante tanta payasada y humo me decidí a montar este modesto blog, como una forma de atenuar tanta vacuidad y, a la vez, darle un poquito de aire a Tristelme, en los postreros meses de ausencia.

-¿Por qué Tristelme?

-Bueno, ya todos lo saben. Es lo que el jugador transmite. No llega a ser la sensación que despierta El Grito de Edgard Munich sólo porque le falta sangre. Es una especie de amargo serrano.

-¿Y Cúál es el puesto de Tristelme?

-Buena pregunta. Habría que ver quien fue o cómo fue su paso de volante central a volante ofensivo en las inferiores de Argentinos Júniors. Tristelme es un híbrido. Tiene una pegada fenomenal y un buen panorama lo que lo llevarían a vestir la casaca que han terminado por calzarle. Pero a su vez es extremadamente lento, posee la pelota durante tiempos hoy inadmisibles y hasta se olvida del equipo cuando se empeña en que no le quiten el balón. Estas características le quitan toda posibilidad de vestir la 10 con éxito y eficacia. Quizá por eso haya utilizado tanto tiempo la casaca número 8 que terminaron quitándole.

-¿Es difícil  quitarle la pelota a Tristelme?

-Es cierto, Tristelme protege el balón, mejor dicho, la posesión del balón como pocos. Esa característica sobresaliente lo haría potable como volante central. Pero aquí, la lentitud, la falta de marca y el ausentismo cuando se juega sin balón lo anulan para el puesto. Tristelme no sabe jugar sin pelota.

-¿Entonces nos quedaría el  8 como número final?

-Sería lo menos trágico para él y para el equipo que lo tenga en su plantilla. Un lanzador a la antigua, un inicio de jugada. Pero aquí también Tristelme tiene carencias que lo hacen discutible en el puesto. Su falta de desplazamiento, su poco despliegue no lo harían un lanzador activo y eficaz.

-Pero de algo tiene que jugar....

-Y de hecho juega, o jugaba. Tristelme tendría que disimular sus carencias con despliegue, tesón, sangre y entusiasmo. Como así también debió haber construido una imagen fuera de la cancha antitética a la que se hizo en estos años y que compensara en algo sus defectos en el campo. No hubo club donde no llegara a conflictos irresolutos, no hubo grupo de convivencia que terminara de aceptarlo. Son muchas cosas...

-¿Por qué un  jugador que no juega sigue considerado como ídolo?

-Por muchas razones que no sería capaz de enumerar. Ante todo la causa que mayor porcentaje se lleva es la corta visión del hincha. Esa visión apasionada y estética sin base lógica o racional. El pequeño grupo, cada vez más reducido, que tiene a Tristelme como ídolo se concentra, en su mayor parte, en cierto estrato de edad entre la parcialidad que ha podido ver los campeonatos del Boca de Bianchi. En general son chicos que buscan identificación con cierta característica de Tristelme, esa que confunde lentitud e inadaptabilidad al juego actual con personalidad. De ese modo es como traducen un enorme defecto del jugador en un rasgo de férrea personalidad, transformándolo, en su imaginario fantasioso, en una especie de Quijote contra molinos de viento o el último comunista que pelea en un océano capitalista. Pero no es más que eso. El perfil del seguidor de Tristelme es determinista, sin claroscuros, sin capacidad de ver los defectos que todo el mundo ve. Diría que buscan enemigos en los pasillos y hasta en los espejos. Para ellos quién no reconoce virtudes en Tristelme o prefiere no tenerlo en cuenta, merece la descalificación.

-Lo llaman el último diez... LLAMAN EL ULTIMO DIEZ...

-Si, porque llega siempre último, (risas)... no hablando en serio, ese es otro mote de los tristelmistas que se sienten vapuleados o se pretenden diferentes por elegir un jugador que pocos eligen creyendo que forman parte de una secta reducida de elegidos que entienden a quien no es para el paladar de todos. Es un mecanismo de defensa, un mecanismo muy difícil de subvertir por cierto.

 

Video 1

 

Video 2

 

 

Volver